Depósitos

Aplicación de los depósitos industriales

El principal uso de los depósitos es el almacenamiento de productos tanto líquidos como sólidos con el objetivo de mantener sus características específicas como la temperatura, presión, homogeneidad del producto, etc. amoldando las dimensiones del depósito a las capacidades y espacios requeridos por cada cliente.

Funcionamiento

Los depósitos reciben producto por una o varias entradas con el objetivo de almacenar y en un futuro enviar el producto a su siguiente destino. Esta aplicación lleva consigo el objetivo de mantener el producto con unas características requeridas, por ello a menudo se tiene en cuenta propiedades del elemento como temperatura, presión, homogeneidad (En caso de una mezcla de productos no miscibles). Para poder asegurarnos de cumplir estos objetivos los depósitos cuentan con todo tipo de sensores que monitorizarán su funcionamiento ideal.

¿Alguna duda?

Fabricamos equipos industriales. Contáctanos para saber más.

Características Técnicas

Las variantes de los depósitos se pueden considerar infinitas ya que nuestros equipos se adaptan a cada cliente en base a sus necesidades. Se pueden fabricar depósitos con una capacidad a partir de 5 litros, tanto de acero al carbono como acero inoxidable, especificando acabados y tratamientos superficiales específicos para estos materiales. Así mismo se puede optar por depósitos a presión, encamisados y calorifugados, con agitadores o recirculaciones; pudiendo combinarse todos ellos.

Ventajas

Equipos hechos a medida.
Automatización simple.
Mantenimiento sencillo.

Productos relacionados

Cocinas
Emisor Neumático
Sistema de limpieza automatizado CIP – SIP
Silos
Válvulas Rotativas
Descargadores de Big Bags
Cargadores de Big Bags
Sinfines
Fondos Fluidificados y Vibrantes
Intercambiador tubular
Plantas Piloto
Skids